“MORDIDAS” A NUESTRA SALUD

Hoy 29 de Octubre y después de ser partícipe de la indignación social ante la corrupción generalizada de las instituciones, quiero hacerme eco de la reflexión que hace en un artículo Vicenç Navarrocatedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University . Publicado en Público.es http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/10/29/el-otro-escandalo-silenciado-en-los-medios-la-industria-farmaceutica/

Sobre que uno de los mayores escándalos existentes en el mundo económico-político de hoy, es el comportamiento monopolístico de la industria farmacéutica, aprobado y subvencionado por la autoridades públicas.
Lo sé, es triste y es indigno que nos veamos en esta decadencia donde tantos hombres y mujeres elegidos por el pueblo para gestionar el bien común, estén demostrando una falta de ética y de integridad que nos espanta a cada noticiario que se ve, se lee o se oye.

 También sé que un exceso de información a veces puede llevarnos al absentismo mental, en el que obviamos muchos temas importantes debido a la carga de sobrellevar la vicisitudes de nuestra rutina, que son las que aparentemente nos ayudan a sobrevivir, pero creo que es imprescindible salvaguardar nuestra salud ya que sino disponemos de un bienestar físico, tendremos pocas fuerzas para cambiar nuestro sino y dar la vuelta a esta situación.
Aunque es indudable que hemos dejado el control en manos de un montón de “personas sin escrúpulos”, de igual manera somos capaces de recuperar las instituciones del estado para nuestro beneficio social y revertir la decadencia gubernamental con personas y proyectos que nos ofrecen las nuevas alternativas políticas ¡pongámonos a ello! Hay opciones de diferente índole ideológica, cada cual es libre de elegir… pero hay que ponerse.
 Volviendo al asunto principal… no olvidemos que a parte de las “mordidas” por construcción, también hay muchos “indignos” en órganos reguladores y gestores de la sanidad pública, que se llevan otro tanto de las farmacéuticas y protegen dicho monopolio de la industria,  a través de la asignación de las llamadas patentes, que garantizan la potestad a tal industria para inflar los precios de los fármacos. Como explica en este párrafo de su artículo Vicenç Navarro:
.-“El argumento a favor de este privilegio es que la industria ha invertido enormes cantidades de dinero en la investigación de los productos farmacéuticos, una investigación que necesita ser pagada y retribuida, permitiéndole definir un elevado precio del fármaco, dándole, además, la exclusividad en la venta del producto, prohibiendo la aparición en el mercado de otros productos idénticos que hicieran la competencia a aquellos que tienen la patente”.-
FUENTE:http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/10/29/el-otro-escandalo-silenciado-en-los-medios-la-industria-farmaceutica/
 Recomiendo leerse el artículo completo, muy interesante y pedagógico. En cuanto a este argumento que siempre nos han vendido de que se necesita pagar a los laboratorios que investigan y desarrollan los medicamentos que necesitamos… falso, falso, falso… la industria farmacéutica gasta el DOBLE EN PUBLICIDAD Y PROMOCIÓN que en investigación y desarrollo. Cuando por ejemplo, una farmacéutica se niega a que un país en vías de desarrollo pueda tener acceso a un nuevo fármaco para el sida, es porque –según esa empresa- necesita el dinero de las ventas para financiar la investigación y el desarrollo de otros nuevos fármacos futuros para el sida.
Sólo en Estados Unidos se gastan 60.000 millones de dólares en publicidad de medicamentos, y ese dinero sale de lo que pagan los pacientes a las arcas públicas, con las cotizaciones y demás impuestos. En España es más de lo mismo.
Estamos pagando productos con un notable aumento del precio para sostener ese presupuesto de publicidad y a su vez esa publicidad distorsiona nuestras decisiones, que terminan siendo más caras y menos eficaces a favor de una industria que mueve 600.000 millones y que nos ha cambiado ciertas “pautas de identidad” sobre lo que consideramos que “es normal” en nuestra cultura de la medicalización de la vida cotidiana (pienso en toda la gente que siempre lleva encima ibuprofeno, paracetamol, antiácidos, anti-gases, sprays para alergias, etc. Por si acaso…).
 La publicidad directa al consumidor de fármacos estaba prohibida en casi todos los países industrializados desde 1940, por la simple razón de que funciona: los anuncios distorsionan las decisiones de prescripción de los médicos – adrede- y aumentan costes innecesariamente. Estados Unidos, Nueva Zelanda, Pakistán y Corea del Sur volvieron a autorizar la publicidad a mediados de los 80 y así otros muchos, está demostrado que los anuncios de fármacos cambian el comportamiento de la gente a peor.
Fuente : páginas 225-227,Mala Farma por Ben Goldacre.- Marzo 2013.
 Autor de MALA FARMA: Ben Goldacre, médico, psiquiatra y divulgador científico que desde su tribuna en el periódico ‘The Guardian’ se ha convertido en el azote mas temido por la ‘pseudociencia’, los remedios alternativos y las dietas milagrosas.
BEN GOLDACRE

Goldacre, educado en la Universidad de Oxford y con un máster en Filosofía por el King’s College, trabaja para la sanidad pública británica. En su libro “Mala farma” (Paidós) denuncia que algunos ensayos clínicos de nuevos fármacos se manipulan para exagerar sus efectos positivos y minimizar los negativos.

Fuente:http://www.finanzas.com/xl-semanal/conocer/20130512/ocultan-farmaceuticas-5306.html
Veamos el ejemplo de Pfizer —la farmacéutica más rentable— destinó gran parte de sus ingresos (32.259 millones de dólares) a márketing, publicidad y administración (más de 11.000 millones) o a beneficios (casi 8.000 millones). Por el contrario, se gastó menos de 5.000 millones en investigación y desarrollo.
 FUENTE: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2002/07/19/medicina/1027075187.html
 Desde comienzos del año 2000, profesionales de todo el mundo han publicado artículos en revistas de impacto como reacción contra los intereses ilegítimos de las compañías farmacéuticas. Estos artículos, que hacen referencia al concepto denominado diseases mongering” (comercialización de la enfermedad ), pretenden que se conozcan los efectos terapéuticos reales de los nuevos fármacos y buscan como objetivo principal la defensa de la salud de los usuarios de medicamentos.
1286157111730raydn

Moynihan ha recibido numerosos premios por su trabajo.AINHOA IRIBERRI

       Uno de sus principales valedores es el periodista Ray Moynihan, profesor de la Universidad de Newcastle en Australia, quien apunta que las ideas que tenemos sobre las enfermedades, así como la asistencia y los tratamientos en Medicina, han sido influidos por las empresas farmacéuticas en muchos de los aspectos de la vida ordinaria, como por ejemplo la menopausia, que ha sido medicalizada en exceso innecesariamente y otros problemas leves se han retratado como enfermedades graves, otro ejemplo más es la promoción patrocinada por las compañías farmacéuticas del “síndrome del intestino irritable “ y los factores de riesgo, como el colesterol alto y la osteoporosis, siendo enmarcados como enfermedades.
FUENTE: http://www.plosmedicine.org/article/info:doi/10.1371/journal.pmed.0030191
 Otra estrategia “diseases mongering” es la de promocionar tratamientos para problemas de baja y media intensidad como indicios de enfermedades más graves. Así sucede en el caso del colon irritable o en trastornos de salud mental. Existen evidencias de la elevada prescripción de antidepresivos en mujeres y en ancianos para síndromes depresivos, además de para la depresión diagnosticada.
Un estudio realizado por el Grupo de Investigación de Salud Pública de la Universidad de Alicante ha detectado que ninguno de los ocho fármacos más vendidos en 2008 para la terapia hormonal sustitutiva THS, cumple con los códigos de buenas prácticas sobre información y promoción de productos farmacéuticos de la UE. Este medicamento es el que se prescribe para el tratamiento de ciertos síntomas vasomotores -las famosas caloradas– padecidos por algunas mujeres en la menopausia. Este mismo estudio, además, constató que al margen de las páginas oficiales, los foros y páginas web no corporativas promocionan fármacos para la terapia hormonal sustitutiva THS. Estos espacios contienen errores relacionados con el espectro de usos terapéuticos de la THS y se fundamentan escasamente en la evidencia y promocionan farmacias online. Además, contrariamente a la prohibición acordada por la Unión Europea, en España se comercializa THS desde farmacias online con sede social en países donde su venta es alegal como las Islas Seychelles o ilegal como en Reino Unido.
FUENTE:http://www.fronterad.com/?q=marketing-farmaceutico

CONCLUSIÓN

Espero que darnos cuenta de todas estas triquiñuelas de “saca cuartos” que están a la orden del día y en las que parece que “el que no corre vuela” en cuanto a robar dinero público o recibir dinero de empresas privadas para facilitarles el incremento de sus ingresos billonarios en detrimento de nuestra salud física y mental. Sea un disparadero para nuestra conciencia cuando nos planteemos qué decisiones tomar en cuanto a nuestra salud.
Prestemos mucha atención al programa electoral, en su apartado de propuestas sobre sanidad de aquellos partidos que estemos barajando votar en las próximas elecciones. Reconozco que será la primera vez que me lea los estatutos y el programa completo de aquellos en los que depositaré mi confianza (parece una obviedad ¿a que sí?). Le doy prioridad al tema de la salud por encima de las propuestas económicas, quiero que aquellos que me rodean estén en las mejores condiciones para tomar decisiones que nos competen a todos, y evitar en lo que se pueda, la manipulación sistemática de los poderes económicos, entre los que la industria fármaco-química es un pilar fundamental.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en GENTE CON TIEMPO, INCURSIONES, PENSAMIENTO, PREVENCIÓN, SALUD, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “MORDIDAS” A NUESTRA SALUD

  1. Te puedo decir que a mi y puedo decir que amis compañeros también, se nos parte el alma cuando entra una persona enferma de cancer en una farmacia y tiene que pagar 1.000 euros por un medicamento para tratar su enfermedad. Este tipo de medicación, tan necesaria, no tendría que sangrar de esta manera a los pacientes que ya tienen lo suyo encima. Es realmente vergonzoso e inhumano.

    Me gusta

    • practicoeco dijo:

      Gracias por tu punto de vista, lo sumo al resto de observaciones que tengo sobre el tema.
      Se puede atajar porque lo bueno del sistema capitalista, por decir algo… es que el consumidor tiene la llave del dinero en su mano, y podemos retirarle nuestro favor económico a la industria, en la mayoría de líneas de productos sanitarios y de higiene. Tus post ayudan a que personas como yo, puedan sacar de su lista de la compra: desodorante, champú, jabón, pasta de dientes, detergente y lavavajillas, ambiéntadores, ademas de remedios para la salud a base de plantas medicinales y alimentos que ocupan el lugar de ibuprofenos, paracetamoles, anti-inflamatorios,antiestamínicos, digestivos… y un largo etcétera. Más todos los descubrimientos que están por llegar.
      Si pienso en el dinero que ya no gasto y nunca volveré a gastar en un montón de productos, me saca una sonrisa saber el beneficio que me va a reportar y la pérdida que supone para la industria fármaco-química.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s