¿Quién Cuida de Nosotros? – Parte III

TÓXICOS INNECESARIOS EN PRODUCTOS DE USO COTIDIANO

Si los principios constituyentes de los CCSC son: excelencia, independencia e imparcialidad y transparencia.
¿Porqué siguen permitiendo sustancias como el dióxido de titanio en toda clase de productos? Como por  ejemplo  cera para depilar, cuando ya existen estudios fiables que demuestran los riesgos para la salud de las nanopartículas de TiO2.
Ingredientes del bote de cera para depilar que encontré en el súper.

Ingredientes del bote de cera para depilar que encontré en el súper.

Pues sí, ahí estaba yo en el supermercado, frente a una estantería luminosísima. Con un bote de cera en la mano intentando ver si me suena algo de lo que pone en la etiqueta. Y lo que más me llama la atención es este ingrediente:El dióxido de titanio o CI 77891 Según la Wikipedia: es el pigmento blanco más utilizado debido a su brillo y muy alto índice de refracción.

Las áreas de aplicación más importantes son las pinturas y barnices, así como papel y plásticos, que representan alrededor del 80% del consumo mundial de dióxido de titanio. Otras aplicaciones de pigmentos tales como tintas de impresión, fibras, caucho, productos cosméticos y alimenticios representan otro 8%.
En mi camino por conocer algo más sobre el TiO2, me he encontrado con mucha información. Y empiezo por los comités científicos de la UE, porque a final de cuentas, es la Unión Europea quien da las “recomendaciones salariales” para España (nos dice cuánto podemos ganar).
También nos dice qué productos podemos comprar (autorizaciones y licencias) y los impuestos que tenemos que pagarles a su vez, por disponer de la maravillosa posibilidad de escoger un bote para depilar con Dióxido de Titanio que ha pasado por todos los “controles” reguladores.
Por lo que me propuse enterarme un poco, de si existe controversia sobre el uso de esta sustancia TiO2, y cuál es la postura de las autoridades competentes al respecto.
Hasta ahora no sabía porqué me había dado mala espina, pero estoy agradecida por haber seguido mi instinto, ahora que sé lo siguiente.
Según el Comité científico CCSC/SCCS – Opinion on Titanium Dioxide (nano form) open for comments (Deadline for comments: 6 September 2013)pdf
Son 113 páginas. Lo sé… para algunos de nosotros, leerse y enterarse de algo así, es como querer alcanzar la luna…
Pero lo intentamos y con ayuda de un traductor, para los no avezados en el inglés, sólo hay que tener paciencia y un buscador a mano. En la página 86, algunos de los comentarios que hace el CCSC/SCCS sobre la carcinogénidad del Dióxido de Titanio señalan lo siguiente:
-La administración oral, subcutánea e intraperitoneal no produjo un aumento significativo en la frecuencia de cualquier tipo de tumor en ratones o ratas.-La IARC (INTERNATIONAL AGENCY FOR RESEARCH ON CANCER) llegó a la conclusión de que no hay pruebas suficientes en humanos para la carcinogenicidad del dióxido de titanio, pero si hay suficientes evidencias en animales experimentales sobre la carcinogenicidad del dióxido de titanio.
-El dióxido de titanio se clasifica como un carcinógeno del grupo 2B (posiblemente carcinógeno para los humanos).
-De acuerdo con la evaluación de dióxido de titanio por la IARC (2010), se observó la inducción de tumores de pulmón en dos estudios de inhalación con ratas, mientras que en otros dos estudios, de inhalación en ratas y otro en ratones hembras dieron resultados negativos.
-Dado que las partículas de TiO2 han mostrado actividad carcinogénica (después de la inhalación) y dado que el nano TiO2 (Nano forma de Dióxido de Titanio) mostró promover la actividad carcinogénica después de la fumigación intra-pulmonar, el uso de TiO2 nano en aplicaciones proyectables (spray) no se recomienda por el CCSC.
-El informe es muy extenso. Y atribuye los usos del Dióxido de Titanio a “que se utilice como un filtro UV  en los productos cosméticos al porcentaje…”. Se encuentra regulado en el Anexo VII, de la entrada 27 de la Directiva sobre cosméticos” (pág, 18).
En mi búsqueda, he dado con varias referencias y ensayos clínicos, pero en concreto os traduzco algunas de las conclusiones según un amplio *estudio realizado por científicos del Centro de cáncer Jonsson Comprehensive  de  UCLA (EEUU).JCCC

“Nanopartículas de TiO2, encontradas en artículos del hogar, causan ​​daño genético en ratones”.

El dióxido de titanio (TiO2) en nanopartículas, que se encuentran en casi todo, desde cosméticos para la protección solar hasta pintura para revestir vitaminas, causaron daño genético sistémico en ratones.
Las nanopartículas de TiO2 inducen roturas en el ADN de simple y de doble cadena y también causan daño cromosómico, así como la inflamación. Todo lo cual aumenta el riesgo de cáncer. El estudio de la UCLA es el primero en mostrar que las nanopartículas tienen tal efecto, dijo Robert Schiestl, profesor de ciencias de la patología, oncología de radiación y salud ambiental, un científico del Centro de Cáncer Jonsson y autor principal del estudio.
En el pasado, estas nanopartículas de TiO2 se han considerado no tóxicas porque no incitan una reacción química. En cambio, es la interacción de superficie que las nanopartículas tienen dentro de su entorno, en este caso dentro de un ratón que está causando el daño genético, dijo Schiestl. Las nanopartículas de TiO2 vagan por todo el cuerpo causando estrés oxidativo, que puede conducir a la muerte celular.
“Podría ser, que una cierta porción de los cánceres espontáneos se deban a esta exposición,”
“Y algunas personas podrían ser más sensibles a la exposición de nanopartículas que otros. “Creo que la toxicidad de estas nanopartículas no se ha estudiado lo suficiente.”.– dijo Schiestl, autor principal del estudio.
*El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud.
Jonsson Comprehensive Cancer Center de UCLA tiene más de 240 investigadores y médicos dedicados a la investigación de la enfermedad, la prevención, la detección, el control, el tratamiento y la educación. Uno de los mayores centros integrales de cáncer de la nación, el centro Jonsson se dedica a promover la investigación y la traslación de la ciencia básica en los estudios clínicos de vanguardia. En julio de 2009, el Centro de Cáncer Jonsson fue nombrado entre los 12 mejores centros de cáncer en todo el país por US News & World Report, un ranking que ha mantenido durante 10 años consecutivos. Para obtener más información sobre el Centro de Cáncer Jonsson, visite nuestro sitio web.

Y para rematar

Un estudio publicado en la edición del 17 de agosto de 2008 de “Experimental Dermatology” (Dermatología experimental) investigó los efectos del dióxido de titanio micronizado sobre piel humana trasplantada a ratones.
El equipo de investigación concluyó que hay un factor de riesgo en la piel lacerada o dañada, expuesta al dióxido de titanio.
Es decir, que según estos estudios, hay bastantes probabilidades de que si me depilo con cera que contenga nanopartículas de TiO2, y se da el caso de que tenga en la piel a tratar, alguna pequeña laceración (por ejemplo cuando, te retiras la cera de zonas sensibles y algún poro folicular sangra, lo mismo sirve para cremas solares que te das sobre un arañazo o quemadura, la barrera protectora de la piel está dañada).
Resulta que estas nanopartículas pueden causarme daño cromosómico en mi ADN, con a saber qué efectos secundarios dada la poca investigación en este campo, que a la vez es un negocio tremendo, como menciona el Profesor Schiestl en el estudio de UCLA, “La fabricación de nanopartículas de TiO2 es una industria enorme, con una producción de alrededor de dos millones de toneladas por año. Además de la pintura, cosméticos, protectores solares y vitaminas, las nanopartículas se pueden encontrar en la pasta de dientes, colorantes alimentarios, suplementos nutricionales y cientos de otros productos de cuidado personal”.
*Aunque se definen las  propiedades más importantes del TiO2 como: NO-tóxicas,  compatible con las mucosas y la piel, y  con buena dispersabilidad en soluciones orgánicas.
Curiosamente está presente en todo medicamento que afecta principalmente a la fertilidad, que resulta abortivo y/o  teratogénico.
*FUENTE: http://detenganlavacuna.wordpress.com/2011/01/23/tio2/
 Mi siguiente pregunta sobre los CCSC/SCCS es:

¿Son éstas sus preocupaciones cuando modifican el reglamento?

Apenas hay 3 modificaciones hasta la fecha en los registros de la UE, y ésta es uno de ellas.
DECISIÓN DE LA COMISIÓN                                                                         de 3 de junio de 2010
Por la que se modifica la Decisión 2008/721/CE en lo relativa a las remuneraciones abonadas a los miembros de los Comités científicos y a los expertos en el ámbito de la seguridad de los consumidores, la salud pública y el medio ambiente.
(2010/309/UE)                  Hecho en Bruselas, el 3 de junio de 2010.           Por la Comisión El Presidente José Manuel BARROSO
A mi parecer, demasiada parafernalia burocrática para arreglarse el sueldo.

 

CONCLUSIÓN

chiquito

Por lo tanto, si por un lado tenemos a un montón de científicos, funcionarios en su mayoría de diferentes organismos reguladores, que tienen que lidiar con las miles y miles de autorizaciones, actualizaciones, controles de calidad, análisis, contrastación de datos y un largo etc de funciones para preservar la salud de los ciudadanos.
Y por otro lado a las industrias que quieren vender “bueno, bonito y barato”. Con otro montón de científicos, investigadores, asesores y además un ejército de abogados y empresas consultoras especializados en legislación medioambiental (con profesionales que vienen de “puertas giratorias”) que saben cómo funcionan los tiempos y el sistema burocrático y que reciben incentivos salariales para ofrecer resultados que hagan ganar dinero a la empresa o ahorrárselo.
¿Cómo crees que puede mantenerse el equilibrio, entre el control de instituciones oficiales comprometidas con la defensa del consumidor y la vorágine de sustancias sintéticas que nos quiere vender la industria química?
En mi opinión, y a raíz de esta experiencia de contacto con la realidad que manejan las instituciones reguladoras hasta lo que finalmente nos llega como consumidores, me confirma lo que ya sospechaba….
   Y no puedo evitar acordarme de ese pequeño gran hombre que es Chiquito de la Calzada
– “La cosa… está muy maarl…”

 

¿Quién Cuida de Nosotros? – Parte I

¿Quién Cuida de Nosotros? – Parte II

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ECOLOGÍA, HOGAR, PREVENCIÓN, SALUD y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s